viernes, 10 de abril de 2009

Bote Pateado

"Mamá, voy a jugar en la calle" es algo que ya no se escucha hoy en día. La rutina después de llegar de la escuela era comer, hacer la tarea y luego juntar en la calle. Es probable que los amigos ya estuviera ahí, o en su lugar, habría que ir a tocar en sus puertas para convocar los juegos de la tarde.


Uno de mis juegos favoritos, por mucho, era jugar al Bote Pateado. Este juego era básicamente una versión del juego "Escondidas". Para iniciar el juego, se sorteaba aquel que le tocaría buscar. Se colocaba un bote pequeño (normalmente una lata) en un lugar designado de la calle, marcado posiblemente por una marca de gis. Uno de los niños pateaba el bote lo mas lejos posible en una dirección, y el que "le toca" tenía que ir a recogerlo donde cayera y ponerlo en el lugar designado.

En el tiempo que le tomaba recoger el bote, los demás jugadores corrían a esconderse. El niño que le tocaba buscaba a los demás, y una vez que localizaba a alguien en su escondite, regresaba al bote y lo levantaba y golpeaba el suelo con el diciendo "uno, dos, tres por que está escondido en " y sigue buscando a los demás.

En caso de que el niño hubiera mencionado erróneamente la persona o lugar, los demás niños salían diciendo "equivocación, equivocación" y volvía a empezar el turno.

La varación mas importante y divertida respecto a las escondidas, era que si alguno de los otros niños no era localizado y tomaba por sorpresa al que buscaba, él niño corría hacia el bote y lo volvía a patear lejos, diciendo al mismo tiempo "salvación por mí y por todos mis amigos". Todos los ya-encontrados corrían a esconderse una vez más, y al que le tocaba, tenía que ir a recoger el bote, volver a empezar la búsqueda.

El turno terminaba cuando se encontraban a todos y cada uno de los participantes, y el próximo que buscaba era el primero que había sido encontrado.

El juego de las escondidas sigue vigente hoy en día. A mis hijos les gusta mucho jugarlo. La gran diferencia es que ahora ya no se juega en la calle como antes. Si hubiera espacio para jugarlo, mucho mejor el bote pateado que las escondidas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario